jueves, 21 de julio de 2016

¡Bienaventurados los pobres de espíritu! Para ellos es el Reino de los Cielos

¡Mis criaturas!
Cuando he dicho bienaventurados los pobres de espíritu, he querido decir aquellos que tienen e1 espíritu pobre, o sea humilde, y no procuran ni aman los bienes del mundo, puesto que al ser ricos en espiritualidad han comprendido que lo que es del mundo pasa y los verdaderos bienes espirituales permanecen eternamente. En verdad, en verdad, Yo Jesús os digo: bienaventurados si estáis prontos a dejar cualquier cosa para seguirme: dejar cualquier cosa no quiere decir dar todas las cosas.

Almas Mías, si Yo, Nosotros Trinidad os hemos colocado en un estado, ese es vuestro estado en el que debéis estar, cada uno dé conforme a lo que ha recibido, pero, dejar cualquier cosa significa no dar importancia a las cosas del mundo, sino valorarlas como tales, elevando el espíritu y pasando por la prueba en la Verdad, que es del espíritu.
Así Me seguiréis, conociéndome, amándome y viviendo en la tierra verdaderamente proyectados con el pensamiento hacia vuestra auténtica Vida: aquella futura, aquella para siempre.
Amad los bienes de la tierra por lo que valen y no más.
Amad todas las cosas en Mí y comprenderéis su justo valor porque no seréis codiciosos ni egoístas.

Si Yo os he colocado en un estado es porque Yo os amo a todos por igual, pero os pruebo en modo diverso. ¡También las hojas del árbol son distintas unas de otras, y sin embargo son similares!
Quiero de vosotros el amor hacia los hermanos, no Me gusta en vosotros la indiferencia y quiero de vosotros el amor por Mí, que es también el que sentís en Mi por los hermanos.

¡Bienaventurados los pobres de espíritu; ellos serán los ricos en gracia, ya que tendrán un premio por su amor para lo que es la Verdad, y pasarán por la tierra dejando ejemplos de amor!
Bienaventurados aquellos que no tienen apego alguno a las cosas que pasan y viven de esperanza por lo que tendrán.
Los bienes del alma valen ciertamente más que toda riqueza terrena.
Nuestra Providencia tiene cuidado de vosotros si vosotros supiereis tener plena confianza en nuestra Providencia.
Yo proveo siempre lo suficiente a los gorriones, ¿por qué no habría de proveer a vosotros? Aquellos que, apegados a la materia, tienen ansias de tener siempre más y más, no piensan ni en Mí ni en su espíritu.
Por sí solos se procuran esos bienes que parecen y no son verdaderos bienes, ellos no saben de Nuestra Providencia ni saben que Yo en un día puedo hacer lo que ellos hacen en una vida terrena.

No es la verdadera vida esa terrena.
Y entonces, todavía otra vez en verdad os digo:
¡Bienaventurados los pobres de espíritu!

Para ellos es el Reino de los Cielos.

sábado, 2 de julio de 2016

En un instante puedo cambiar a una de mis criaturas que no cree en mí, y hacerla arder de amor por Mí...

¡Mis criaturas!
¡El que me ama me verá! Me verá cuando, al final de su jornada, después de una vida de inquietudes, de alegrías, de ilusiones y desilusiones, de lágrimas y esperanza, verá y gozará de mi luz, de mi abrazo, y escuchará mi voz!
Esta voz que tú ya puedes oír.
El que me ama, a veces me ve ya desde la tierra, me ve con los ojos del espíritu!
¡El que me ama me puede sentir con el alma!
Y si Yo, Jesús, me manifiesto por amor a quien no me ama, ved: entonces el que no me ama me amará. Yo puedo cambiar a una criatura en una hora. En un instante puedo cambiar a una de mis criaturas que no cree en mí, y hacerla arder de amor por Mí.

Yo me muestro a todos los que ardéis de amor en Mí. Me muestro a vuestra alma y vosotros no os sentís solos. Sentís mi voz amorosa, solemne, dulcísima, austera, estimulante, armoniosa...
Y a veces, por un designio divino –misterioso para vosotros– por un don, el carisma extraordinario del alma, me manifiesto a través de un instrumento humano que escribe y habla de manera divina, en Mí.

Para cada tiempo, según la necesidad, la manifestación es distinta para reverdecer mi Palabra, para hacerla conocer, para hacerla vivir...
En los tiempos en que no bastan los que han sido llamados para ser mis ministros, para rejuvenecer mi Palabra, para hacerla conocer verdaderamente, para difundir el amor, ved entonces que Yo, Jesús, en verdad os digo: me sirvo de los que no había llamado para ser ministros, los que llamo mis apóstoles, pescadores de almas.

Y suscito en muchos de ellos Mi Espíritu, como en los primeros.
Y ellos no se explican por qué justamente a ellos, ellos están asombrados y temerosos... ¡Así los quiero! ¡Humildes!
Es simple y claro, como Yo soy simple y claro.
¡Incomprensible es el contrario la estrategia divina: en la tierra, porque después, en Mi Reino, la comprenderéis!
A través de estas palabras Mías Me conocéis mejor. Me sentís junto a vosotros y, en vuestro interior, infundo en vosotros serenidad y paz, os doy el coraje para aceptar las pequeñas y las grandes cosas de vuestra jornada.

Estas palabras no podrían brotar de la fantasía humana, os dejarían indiferentes, mientras que así notáis la Verdad y no la olvidáis jamás! ¡Yo no hago cosas inútiles! ¡Mis dones no son inútiles! ¡Son necesarios para el mundo de hoy, de esta época vuestra en la cual tantas cosas provenientes de la voluntad de los hombres hacen difícil la vida, y tantas cosas queridas por Mí os elevan el espíritu!
Los dolores os elevan el espíritu¡
Y vosotros, en el dolor aceptado, mejoráis y servís de ejemplo. Y Yo no os abandono en vuestro dolor aceptado. Me manifiesto, y una vez más os digo: ¡el dolor es un don que la humanidad teme y no comprende en la tierra, es una prueba!
Entre Mis brazos al final de vuestra jornada, Me lo agradeceréis: entonces habréis comprendido.
Amadme: veréis Mi rostro en vosotros, Yo nunca os abandono y puedo, inclusive, mostrarme a veces delante de vosotros: quien Me ama, me amará mejor, y quien no Me conoce ni Me ama, Me amará.

Yo puedo cambiar un alma en una hora, en un instante, y siempre por amor!
¡He venido a traer la Palabra, es decir, el camino de la Vida para todos; no querría perder ni siquiera una criatura, hago todo por vuestra salvación, por esto os hablo también a través de un alma!
En verdad, una vez más os digo:
para Mí, Jesús, cada uno de vosotros es como si fuera el único en la tierra, en todos los tiempos, en Mi corazón.

¡Sé amar con amor divino!

lunes, 22 de febrero de 2016

Bienaventurado el que se arrepiente de los pecados...

“Bienaventurados vosotros. Para vosotros es el Reino de los Cielos.”
Allí tendréis toda clase de consuelos. Allí encontraréis a aquellos por los que habéis derramado tantas lágrimas. Allí encontraréis las ilusiones perdidas. Allí descansaréis de corazón. El tiempo, como el viento aleja días y dolores. Los dolores de cada día y los de más allá del tiempo. Después del tiempo tendréis la verdadera paz, la verdadera felicidad, y entonces os diréis a vosotros mismos: “Si lo hubiera sabido, no habría sufrido tanto….”
Ahora Yo, en verdad, os digo palabras de esperanza y de Verdad; os digo también que no deberíais sufrir, porque sabéis que el viento deshace el tiempo y los dolores. Sois humanidad, que justamente es sufrimiento; es vuestro camino y el contraste con la futura felicidad. Desde la montaña os he mirado, a los de todos los tiempos: santos, justos, pecadores… Con amor, con misericordia os he mirado. A ti, que has pecado mucho y has sufrido en el arrepentimiento, también te he mirado. Tu arrepentimiento lava tus pecados, tus lágrimas elevan tu espíritu.
Por mi misericordia te abriré también a ti la puerta del Reino
“Bienaventurado el que se arrepiente de los pecados y sufre el remordimiento. Por este sufrimiento tendrá una recompensa.” Desde la montaña, mi voz es escuchada por toda la humanidad. “Bienaventurados vosotros, que lloráis.” Para vosotros el dolor es un don, que aún no podéis comprender, aunque Yo os hable de la felicidad futura.

Solamente a los hombres podréis engañar...

¡Mis criaturas!
Cuando hacéis la caridad, o bien una limosna, tratad de que lo sepan solamente los beneficiados, y si es posible buscad quedar ignorados hasta para ellos.
No sepa vuestra mano derecha lo que hace la izquierda, y así que la izquierda no sepa lo que hace la derecha.
Si hiciereis el bien ocultamente este bien tendrá mucho más valor. ¡Lo que importa es el juicio de DIOS, no el de los hombres! Y también cuando rezáis hacedlo veladamente, Yo, en el Padre, escucho vuestros sentimientos, los acogemos y os damos fuerza para amar al mundo.
Demostrad la fe para servir de ejemplo y para testimoniar mi Verdad, y entonces sin temor del juicio de los hombres pero con amor a Mí, entonces Yo os haré instrumentos y mi Espíritu os iluminará.
La limosna es caridad si se hace a escondidas, si se hace para mostrarse benévolos y tener reconocimiento, ya no es ya caridad. Del mismo modo, la oración mostrada al mundo para que se sepa que sabéis orar ya no es oración sino alboroto.
Es a Mí a quien debéis demostrar que sabéis orar: en el silencio del alma en coloquio Conmigo, entonces el alma me siente, porque Yo vuestro Jesús respondo, respondo a vuestra alma ¡Nunca seáis hipócritas! Solamente a los hombres podréis engañar Yo os conozco, os estoy mirando y os reclamaré por aquello que hayáis hecho pensando en engañar al prójimo ¡Mostraos siempre tal como sois! Y sed límpidos como agua de arroyo, ¡el sol brilla y hace resplandecer el agua límpida!
Cuando sufrís, sabed hacerlo en silencio y tratad de no hacer pesar vuestro sufrimiento sobre el prójimo, que ya tiene el suyo.
Cuando os sacrifiquéis hacedlo con alegría y sed serenos también en el sacrificio. ¡Yo veo vuestro dolor sufrido y ofrecido! Y os lo recompensaré.

lunes, 12 de octubre de 2015

A pesar de todo...

A pesar de todo, seguiré luchando hasta el final del camino…
No soy la única persona que tiene preocupaciones, problemas y desilusiones…

A pesar de todo, puedo hallar consuelo en tu misericordia…


Muchas veces el dolor es inevitable, aún así, continuaré confiando…

A pesar de todo, nunca perderé la esperanza, me levantaré y una vez más seguiré confiando…

No pierdo la fe, Dios mío,  dame la fuerza para seguir confiando, muy a pesar de todo…

A pesar de todo, puedo mirar el cielo y soñar con que cada día que pasa me acerco un poco mas a aquellos que ya marcharon primero. Especialmente a aquel al que abrazaba a diario, y hoy extraño sus abrazos…


A pesar de todo, debo seguir, seguir y seguir, solo por aquel que hace muchos años pasó por la tierra enseñándonos que fue necesario morir en una cruz, tan solo por amor…

No existe otro camino mas que el que me lleva a la verdadera luz… Esa luz, que contemplo con ansias, a pesar de ser casi un ciego…


A pesar de todo, sé que algún día llegara a visitarme la muerte, esa muerte tan temida por muchos, pero que no es más que una palabra sencilla, que simplemente significa que el tiempo que acabó le da lugar a la eternidad…

Ya no habrá retorno, allí hallaré alivio con los que se me adelantaron, y estaré ansioso por abrazar el alma de los que poco a poco vayan llegando…

A pesar de todo, nunca olvidaré que Jesús me espera, al final del camino…

A pesar de todo, PADRE MIO, seguiré confiando solo en tu inmensa misericordia, para que un día pueda reposar mi alma entre tus dulces brazos…

Yo, Jesús, os devolveré en gloria cada una de vuestras lágrimas.

¡Mis criaturas, estoy con vosotros en cada instante de vuestro peregrinar!
Conozco vuestros corazones, Yo que os conocía desde siempre porque vosotros estáis en Mí y Yo en vosotros.
¡Vosotros sois Mi pensamiento, emanaciones de amor de mi Padre y del Espíritu Divino, que recorréis en la tierra el camino trazado por Mí!
¡El camino para llegar hasta Mí!
¡Y el dolor que os he regalado a todos, es una gracia para vuestros espíritus, ya que por ese medio ellos se han elevado hasta Mí!
Un día fuera del tiempo, en el feliz no–tiempo que ha sido creado para todos vosotros por amor vuestro, olvidaréis toda pena vuestra, cuando el pasado no existirá ya y el presente será eterno.
Yo, Jesús, os devolveré en gloria cada una de vuestras lágrimas.

Yo estoy entre vosotros

Soy Yo quien mueve los hilos invisibles. Abandonaos a mí con confianza y con fe. En mí, amad al prójimo. Todo ha sido hecho para vosotros. En el tiempo, Yo me ocupo de vosotros y os muestro todo mi plan.
Es tiempo de herejías, tiempo de apostasía, pero también de grandes auroras de fe, porque mi Iglesia será siempre mi Iglesia. En aquel tiempo hablaba a mis primeros seguidores, después he hablado al mundo, ahora os hablo a vosotros, en esta noche de vuestro tiempo, con un privilegio y una ternura. Las cosas del mundo. Los dolores del mundo. Todo pasa, pero quedan las obras de amor, capaces de revitalizar todo.
Ahora me dirijo a vosotros, para pediros amor; caridad, amor y testimonio de la Verdad. Confiad en mí, creed en mí. Yo me ocupo de vosotros. Yo, el médico de las almas y de los cuerpos. Vuestro hermano, vuestra luz.
“Vino una estrella a iluminar el mundo” Yo vine por vosotros, y aún volveré por vosotros, porque me buscáis aun inconscientemente, porque me habéis encontrado, y cada criatura que me ha encontrado tiene en sí aquella luz. La luz de aquella estrella que brilló en el mundo, en Belén, aquella noche fría. Ahora, en el silencio, Yo estoy entre vosotros, que me habéis hablado.

viernes, 28 de agosto de 2015

El gran milagro...película competa


La muerte es la vida...

¡Criaturas Mías, la muerte es la vida!
¿Quién le teme a la vida?
¡No vosotros, que habéis tenido el dolor de la primera vida!
¡Yo os espero allá, Yo estaré a vuestro lado en esa hora y, junto a Mí, estarán también todos los que os aman y renacidos antes que vosotros están ya aquí Conmigo entre Mis brazos, en Mi luz!


En el instante en que vuestra alma se libere, en ese primer instante y después para siempre, tendréis la alegría más grande.
¿Y entonces por qué teméis a la muerte?
La muerte es vuestra vida futura.
En verdad os digo que Yo soy la Vida.

JESÚS

Posible aparición de la Virgen en Costa de Marfil


viernes, 21 de agosto de 2015

Peregrinación Lujan


Hola amigos, cada vez falta menos para caminar al encuentro con la Virgen...

Para que nos vayamos motivando les dejo un hermoso video que hizo Marius, un amigo de la vida y la fe que encontré en un viaje poco usual... pero como ustedes saben para Dios no existe ni el azar ni las casualidades...Gracias a este encuentro podemos seguir difundiendo el video de Marius, filmado desde la óptica del peregrino... verdaderamente hermoso  



JESÚS TE ESPERA



domingo, 9 de agosto de 2015

Enjuga tu llanto y no llores si me amas!

No llores si me amas,
Si conocieras el don de Dios y lo que es el Cielo!
Si pudieras oír el cántico de los ángeles y verme en medio de ellos!



Si pudieras ver desarrollarse ante tus ojos;
los horizontes, los campos y los nuevos senderos que atravieso!
Si por un instante pudieras contemplar como yo,
la belleza ante la cual las bellezas palidecen!


Cómo!...
¿Tú me has visto, me has amado en el país de las sombras
y no te resignas a verme y amarme en el país de las inmutables realidades?

Créeme.
Cuando la muerte venga a romper las ligaduras
como ha roto las que a mí me encadenaban,
cuando llegue un día que Dios ha fijado y conoce,
y tu alma venga a este cielo en que te ha precedido la mía,
ese día volverás a verme,
sentirás que te sigo amando,
que te amé, y encontrarás mi corazón
con todas sus ternuras purificadas.
Volverás a verme en transfiguración, en éxtasis, feliz!
ya no esperando la muerte, sino avanzando contigo,
que te llevaré de la mano por senderos nuevos de Luz...y de Vida...
Enjuga tu llanto y no llores si me amas!


San Agustín, inspirado desde el cielo por su madre Santa Mónica

¡Yo no os abandono!

¡Mis Criaturas!
¡Los que estáis sedientos de fe venid a Mí, Jesús, y os daré de beber!
Y los que tenéis hambre de Mi amor, rogadme y yo os restauraré, porque os conozco y estoy en medio de vosotros cuando pensáis en Mi, cuando habláis de Mí.
Yo os miro el alma y veo lo que de bien tenéis en el corazón, tesoros que acumuláis para Mi Reino, y el vuestro, y os veo imperfectos, pero ardientes de amor por Mí, y entonces en verdad os digo:
Venid a Mí, os devolveré multiplicado el amor que Me dais.

Y nuevamente os digo: reclinad la cabeza sobre Mi corazón cuando estéis cansados, dolientes, preocupados, temerosos...
¡Yo os daré la fuerza para aceptar, os daré toda fuerza: el pan para vuestro espíritu!
Estoy con vosotros, en medio de vosotros. No temáis nada, Yo estoy con vosotros.
Os daré todo para vuestro espíritu si os volvéis hacia Mí con confianza, os daré de comer y calmaré la sed porque os amo con amor divino.

¡Yo no os abandono! Sois vosotros a veces los que Me abandonáis, y entonces, Me aparto, no permanezco en medio de vosotros, voy hacia quien Me llama puesto que sois libres, libres os dejo de llamarme o de ignorarme.
Sin embargo, en verdad os digo: vosotros Me llamáis con el corazón y con el alma, y Yo, con Mi Sagrado Corazón y con Mi alma divina os respondo.
Y a ti te respondo y te digo: ¡eres digna porque Me amas y te dignifica tu humildad!
Y a ti te digo: ámame cada vez más y recuerda: te he dado la esperanza, te he aplacado el hambre y la sed.
Y a todos vosotros digo:
Venid a Mí, y Yo vendré a vosotros. Unidos en un solo espíritu, agradezcamos a Nuestro Padre por todo cuanto os ha dado.


domingo, 2 de agosto de 2015

El Hijo...

Un hombre rico y su hijo tenían gran pasión por el arte.
Tenían de todo en su colección; desde Rafael hasta Picasso.
Muy a menudo, se sentaban juntos a admirar las grandes obras de arte,
desgraciadamente, el hijo fue a la guerra.
Fue muy valiente y murió en la batalla mientras rescataba a otro soldado.
El padre recibió la noticia y sufrió profundamente la muerte de su único hijo.
Un mes mas tarde, justo antes de la Navidad, alguien tocó a la puerta.
Un joven con un gran paquete en sus manos dijo al padre:
Señor, usted no me conoce, pero yo soy el soldado por quien su hijo dio la vida.
Él salvó muchas vidas ese día, me estaba llevando a un lugar seguro cuando una bala le atravesó el pecho, muriendo así instantáneamente.
Él hablaba muy a menudo de usted y de su amor por el arte.
El muchacho extendió los brazos para entregar el paquete: "Yo sé que esto no es mucho.
Yo no soy un gran artista, pero creo que a su hijo le hubiera gustado que usted recibiera esto."
El padre abrió el paquete. Era un retrato de su hijo, pintado por el joven soldado. Él contempló con profunda admiración la manera en que el soldado había capturado la personalidad de su hijo en la pintura. El padre estaba tan atrapado por la expresión de los ojos de su hijo que los suyos propios se arrasaron de lágrimas.
Le agradeció al joven soldado y ofreció pagarle por el cuadro. “¡Oh no, Señor, yo nunca podría pagarle lo que su hijo hizo por mí. Es un regalo!!”
El padre colgó el retrato arriba de la repisa de su chimenea.
Cada vez que los visitantes e invitados llegaban a su casa, les mostraba el retrato de su hijo antes de mostrar su famosa galería.
El hombre murió y unos meses más tarde y se anunció una subasta con todas las pinturas que poseía.
Mucha gente importante e influyente acudió con grandes expectativas de hacerse con un famoso cuadro de la colección. Sobre  la plataforma estaba el retrato del hijo.
El subastador golpeó su mazo para dar inicio a la subasta.
"Empezaremos los remates con este retrato del hijo,  ¿quién ofrece por este retrato?"
Hubo un gran silencio. Entonces una voz del fondo de la habitación grito:
"Queremos ver las pinturas famosas, Olvídese de esa".
Sin embargo el subastador persistió:
"¿Alguien ofrece algo por esta pintura? ¿$100.00? ¿$200.00?"
Otra voz gritó con enojo: "No venimos por esa pintura,
Venimos por... los Van Goghs, los Rembrandts. Vamos a las ofertas de verdad"
Pero aún así el subastador continuaba su labor: "El Hijo, El Hijo, El Hijo...
¿Quién se lleva El hijo?"
Finalmente una voz se oyó desde atrás, el viejo jardinero del padre y del hijo. Siendo un hombre muy pobre, ofreció lo único que podía ofrecer, $10.
"Tenemos $10 ¿Quién da $20?", grito el subastador."
La multitud se estaba enojando mucho.  No querían la pintura de "El Hijo".
Querían las que representaban una valiosa inversión para sus propias colecciones.
El subastador golpeó por fin el mazo:"Va una, van dos,
VENDIDA por $10"
"Empecemos con la colección!", gritó uno.
El subastador soltó su mazo  y dijo: "Lo siento mucho, damas  y caballeros, pero la subasta llego a su final"
Pero, ¿y las pinturas?", dijeron los interesados.

"Lo siento" Contestó el subastador "Cuando me llamaron para conducir esta
Subasta, se me dijo de un secreto estipulado en el testamento del dueño."
Yo no tenía permitido revelar esta estipulación hasta este preciso momento.
Solamente la pintura de "EL HIJO" sería subastada.
Aquel que la aceptara heredara absolutamente todas las posesiones de
este hombre, incluyendo las famosas pinturas.

El hombre que aceptó quedarse con "EL HIJO" se queda con TODO"!!!


REFLEXIÓN: Dios nos ha entregado a su Hijo, quien  murió en una cruz hace más de 2000 años. Así como el subastador,  su mensaje hoy es:
"EL HIJO, EL HIJO, ¿QUIÉN SE LLEVA EL HIJO?" Quien ama al Hijo lo tiene todo.


UN GRAN ABRAZO A TODOS Y POR FAVOR NO OLVIDEN QUE JESÚS LOS ESPERA...